Mis artículos

Patología del cartílago articular. Condropatía articular

Patología del cartílago articular. Condropatía articular

El cartílago articular es una especie de almohadilla colocada en el espacio articular, entre los huesos,  que hace posible un deslizamiento uniforme y sin fricción.  El hueso se mueve sin desgaste. Los seres humanos nacemos con una carga genética distinta, por lo que la calidad y la resistencia del cartílago serán distintas en cada persona.

 

Durante la edad de crecimiento van a actuar sobre el cartílago distintos factores (nutricionales, mecánicos y estrés deportivo), que influirán de manera positiva o negativa sobre la maduración del cartílago, pudiendo condicionar la aparición de patologías en fases precoces de la vida.

 

El cartílago articular es un tejido elástico, sin nervios ni vasos y con pocas células. Es difícil reparar lesiones y oponerse a factores como la edad, el sobrepeso o a la excesiva actividad que conlleva el deporte. La reparación se hace con dificultad y con un tejido distinto (fibrocartílago o cicatriz condral).

 

El ejercicio físico y el deporte,

si se hacen intensamente con sobrecargas,

pueden dañar el aparato locomotor.

 

La actividad física realizada periódicamente y con moderación es beneficiosa para la salud. La movilización articular genera aumento de los componentes celulares e intercelulares del cartílago, permiten el reparto del líquido sinovial por la articulación y mantiene un tono muscular que ayuda a la congruencia articular,  lo que retrasa la aparición de fenómenos artrósicos.                  

 

La relación entre práctica deportiva y daño condral es un tema cada vez más estudiado y se ha podido demostrar que la patología condral aparece en mayor medida y a edades más tempranas cuando se realizan actividades deportivas intensas.

 

Así, la carga y el movimiento articular favorece el metabolismo del cartílago articular favoreciendo la síntesis de material condral y de líquido sinovial. La inmovilización lo perjudica. Hay que hacer un uso adecuado de la articulación. Un uso excesivo de una articulación recientemente lesionada o inmovilizada puede retrasar la recuperación o producir lesiones más graves.

 

Los factores de riesgo de lesión condral se dividen en:

1. Factores Mecánicos:               

- Forma de las piernas (alteración de los ejes, alteración del aparato extensor).

- Inestabilidad articular (lesiones de ligamentos).

- Traumatismos y fracturas articulares (rotura de menisco y fracturas condrales).                                                                                            

2. Factores Metabólicos:

- Síndrome doloroso rotuliano (edema condral más frecuente en sexo femenino y adolescente, que produce una alteración en el umbral del dolor que produce una alteración de la marcha).

- Metabolismo del adulto (ácido úrico, condrocalcinosis, etc.).                      

3. Factores  Deportivos y Ambientales:              

- Entrenamiento excesivo con aumento de cargas y/o que no respeten plazos de recuperación.

- Material (superficies de juego y tipo de zapatillas).

- Las lesiones del cartílago articular se clasifican en 4 grados de gravedad o profundidad de las lesiones estructurales  (grados de Outerbridge):

Grado 1: Inflamación y reblandecimiento del cartílago articular.

Grado 2: Grado 1 con fisuración.

Grado 3. Grado 2 con úlceras y defectos.

Grado 4: Ausencia de cartílago articular con hueso expuesto: ARTROSIS

 

 

Descargar información adjunta

Últimos artículos

  • Patología del cartílago articular. Condropatía articular

    4/11/2011

    El cartílago articular es una especie de almohadilla colocada en el espacio articular, entre los huesos,  ...

    leer más
  • Cirugía artroscópica para el menisco

    23/5/2011

    En la intervención se introduce una óptica de aumento conectada a una cámara de vídeo que ...

    leer más